CARLOS II de NAVARRA,  llamado CARLOS el MALO (1332-1387) Rey de Navarra, conde de Evreux, pretendiente al trono de Francia

Nuevo : 

Su biografía (en francés)...


* Unas páginas del sitio web están en francés. Aparecen en itálica en los enlaces verdes.

 

Origenes "con flores de lis por todos los lados"

 

Carlos de Evreux-Navarra, nacido en 1332 en Evreux (Normandía) y fallecido en Pamplona (Navarra) el primero de enero de 1387, es para la Historia Carlos II "el Malo", rey de Navarra y Conde de Evreux  en Normandía. Ocupa una posicion particular en el arbol genealógico de los reyes Capetos.

 

Cuando el rey Luis X Utín (el Obstinado) murió en 1316, dejó una sola hija de cinco años, Juana, futura madre de Carlos II. Esta fue la primera interrupción dinástica en Francia desde Ugo Capet, puesto que cada precedente rey había dejado un hijo para sucederle. La Ley Sálica era entonces ignorada de todos, siendo exhumada en 1358, precisamente para ser opuesta a las pretenciones de Carlos II a la corona de Francia. 

 

En principio heredera del reino, Juana era demasiado joven para poder defender sus derechos a la corona de Francia, que se le escapó por falta de apoyos, y llegó solamente a ser reina de Navarra en 1328. En cuanto a la corona de Francia, fue acaparada por colaterales, los Reyes Malditos y luego los Valois. Estos intentarían despues despojar a Juana de sus últimas tierras, Bría, Champaña y Condado de Angulema.

 

" Descendiente de las flores de lis por todos los lados" como clamaba a menudo, tataranieto del rey Felipe III el Atrevido, nieto de Luis X Utín por su madre, Carlos el Malo llegó a ser conde de Evreux a la muerte de su padre en 1343 y rey de Navarra a los 17 años, cuando murió su madre en octubre de 1349. En febrero de 1352 se casó con Juana de Francia, hija del rey de Francia Juan II "el Bueno". Su vida y su reinado se desarollaron en varios actos, alternativamente en Francia y en Navarra, donde falleció.

 

En conflicto con los reyes Valois, será a punto de copar la corona de Francia

 

Una vez coronado rey de Navarra, intentó recuperar las tierras perdidas por sus padres en Francia, lo que le puso en conflicto con los reyes de Francia Juan II el Bueno y Carlos V el Sabio. Estos, de promesas no respectadas en engaños e intentos de asesinato, trataron también de despojarle de los bienes que le quedaban. Después de haber intentado asesinarle, Juan II le capturó en Ruán en abril de 1356 y le encarceló durante 18 meses. 

 

Según sus contemporáneos, Carlos el Malo era dotado de una inteligencia, de una afabilidad y de un carisma fuera de lo normal, que le atraía los favores de los grandes como del pueblo. Se evadió de su carcel en noviembre de 1357 y regresó a la escena política a favor de la confusión que entonces dominaba en Francia, bajo el impulso de Etienne Marcel. 

 

Durante el verano de 1358, fue a punto de copar la corona de Francia, que vaciló durante unas semanas. El rey Juan II era entonces prisionero de los Ingleses y el Delfín y heredero, el futuro Carlos V, era impotente ante la sublevación del pueblo de París y la Jacquerie campesina. Carlos el Malo era entonces el único hombre fuerte en Francia, pero no llegó a obtener bastantes apoyos para llegar a sus fines.

 

Carlos II de Navarra, llamado "el Malo"
(Retrato moderno por Yperman, 1903, Colegiata de Mantes, Francia)

 

La escena española, lugar de todas las audacias

Una vez firmada paz entre Franceses e Ingleses en Brétigny (1360), Carlos el Malo se instaló en Navarra. Rápidamente, buscando apoyos para sus asuntos franceses, firmó un tratado de alianza con el rey de Castilla Pedro I°, llamado "el Cruel". Fué un calculo erróneo que le llevó involuntariamente en el cenagal de los conflictos ibéricos.  

 

En España, Carlos II "el Malo" iba a dar toda la medida de su maquiavelismo, organizando soluciones políticas complejas e improbables. Aliado con el rey Pedro I° de Castilla, que le llevó a la guerra contra Pedro IV de Aragón (1362), trató rápidamente con éste y con el hermano bastardo y enemigo de Pedro I° de Castilla, Enrique de Trastámara. Adepta convencido del juego con dos o tres barajas, de alianzas complejas y de simulacros de todos tipos, se alió simultáneamente con casi todos los partidos y sus rivales, para obtener la mejor ganancia. 

 

Declaró una falsa guerra al rey de Aragón para tranquilizar a su aliado castellano y, para mejor verosimilitud, organizó el simulacro de la captura por los Aragoneses de su hermano Luis de Navarra. En 1367, cuando intervinieron los Ingleses, fingió ser capturado él mismo por el primo del francés Du Guesclin, para sustraerse a ellos quienes habían descubierto un nuevo juego de dos barajas.

 

Carlos II de Navarra despojado de Borgoña y Normandía

 

Durante estas guerras españolas, los Franceses hicieron lo posible para apropriarse sus bienes. Juan II se apoderó del ducado de Borgoña (1361), cuyo heredero era Carlos II, y luego Carlos V principió una conquista subterránea de sus posesiones en Normandía (1365). 

 

En 1378, Carlos V recurrió a una alianza con Enrique II de Castilla para vencer por las armas a Carlos II de Navarra. Pero el rey fratricidio Enrique II, que lo había traicionado, no disfrutaría de su victoria : unos pocos días después de encontrar a Carlos II para firmar el tratado de paz, falleció de una enfermedad repentina y misteriosa, probablemente victima de envenenamiento por los Navarros.

 

Un monarca extraordinario que merece ser mejor conocido

 

Desestimado aunque poco conocido, Carlos el Malo es una de las figuras claves de los principios de la Guerra de los Cien Años. Al centro de querellas de sucesion dinástica asi como Eduardo III de Inglaterra, se alió con él y lo engañó también varias veces. Durante tres decadas, participó a casi todos los conflictos de la Guerra de Cien Años, en Francia, Castilla, Aragón, Portugal e incluso en Albania. 

 

Su reinado de 36 anos y su vida llena de vueltas fueron unos de los más intensos y fascinantes de su época. Incluso hoy en día, sus maquinaciones políticas y militares de todo tipo merecerían ser estudiadas y podrían completar las descripciones de Maquiavelo, quién si lo hubiera conocido, habría hecho de él una figura central de su obra.

 

 

Copyright Bruno Ramírez de Palacios 2014-2015 - Derechos reservados

Cualquier reproducción total o parcial de las páginas de este sitio por cualquier medio o procedimiento, sin el consentimiento del autor o de sus derechohabientes es ilegal (Ley de Propiedad Intelectual RDL 1/1996 y Ley 5/1998). - Toute reproduction intégrale ou partielle des pages de ce site faite par quelque procédé que ce soit, sans le consentement de l'auteur ou de ses ayants droit ou ayants cause est illicite (art. L.122-4 du Code de la Propriété Intellectuelle).